Mantenimiento de las bisagras de las puertas con lubricante multiusos

Cuando entramos a vivir en nuestro nuevo hogar todo funciona de maravilla. Sin embargo a medida que va pasando el tiempo, necesitamos realizar pequeñas tareas de mantenimiento. Una de los más comunes es el mantenimiento de las bisagras de las puertas. Con el paso del tiempo y si no hemos nunca lubricado las bisagras, las puertas no estarán en las mismas condiciones que al principio.

Por ello comenzaremos a escuchar chirridos, los molestos ruidos que hacen las puertas al abrirse o cerrarse. Temibles sobre todo en verano por estropear la hora de la siesta. Eliminar los ruidos es una tarea sencilla que pueden hacer hasta los menos expertos en bricolaje. No hace falta ser todo un manitas para lubricar la puerta y eliminar los chirridos que hacen las bisagras de las puertas.

Lubricante Multiusos para lubricar las bisagras de las puertas

Seguramente tengas en casa un bote de WD-40 del que poder echar mano para lubricar las puertas que chirrían. Los chirridos o ruidos que hacen las bisagras son debidos a que con el paso del tiempo éstas pueden acumular polvo o suciedad que hacen que se desgaste el metal y friccione. Con el consecuente ruido del roce de metal.

WD-40 Producto Multi-Uso es un lubricante multiuso que no sólo lubricará las bisagras de las puertas, sino que además ayudará a quitar el óxido (si es reciente) y la suciedad acumulada. Evitando así el desgaste que provoca la suciedad y el polvo en contacto con el metal. Además desplazará la humedad, previniendo y protegiendo del óxido y la corrosión.

lubricar bisagras de las puertas

Simplemente aplica un poco de WD-40 en la bisagra, según sea necesario. El propio producto penetrará en el interior de la bisagra, asegurando una completa lubricación.

Sacar el pasador de la bisagra

En caso de ser necesario un cuidado más extenso, podemos optar sacar el pasador de la bisagra y cubrirlo con WD-40. Para ello, localizamos el pasador,  ubicado entre las placas de la bisagra. El pasador es una clavija que mantiene unidas ambas placas. Podemos ayudarnos con unos alicates para extraer el pasador. Una vez lubricado también el pasador, lo volvemos a colocar en su lugar y abrimos y cerramos la puerta varias veces para que el producto penetre en toda la bisagra. Si la puerta no chirría es que hemos echo bien nuestro trabajo. En caso de chirriar, aplica un poco más de producto y seguramente el ruido cese.

Finalmente y para dar un último toque de limpieza, retiramos cualquier exceso de WD-40 que haya podido quedar.

Como veis, realizar un correcto mantenimiento de las bisagras de las puertas es algo sencillo. Si os habéis quedado con ganas de más, os recomendamos:

www.youtube.com/watch?v=yaZIIv5Y02Y

www.youtube.com/watch?v=T2TyCfDPwrs

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>